Las ventas mundiales de vino argentino alcanzan los 1.000 millones de dólares

La exportación de vinos creció un 6.600% en veinte años y ya representa uno de los productos de mayor cotribución al PIB del país, igualando la venta de carnes.

vinos_argentina_tapon_corcho

La presidenta de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), Hilda Wilheim, afirmó este jueves en declaraciones a la agencia Telam que las exportaciones de vinos argentinos alcanzaron unos ingresos de 1.000 millones de dólares el pasado año.

Este dato supone uno de los mayores ingresos de Argentina ya que representa “lo mismo que las ventas de carnes al exterior”, puntualizó Wilheim durante las Jornadas Estratégicas del sector vitivinícola que se realizaron en Buenos Aires, organizadas conjuntamente con Wines of Argentina, ente único regulador de los vinos del país.

Además, subrayó que existe todavía mucho negocio ya que “el desarrollo de la exportación de vinos es incipiente y de mucho potencial”, en comparación con la de carne un mercado maduro con poco potencial de crecimiento, que lleva más de un siglo.

Al respecto, remarcó que “a principios de los ’90’ las exportaciones de vino apenas alcanzaban los 15 millones”. Dos décadas más tarde esa cifra se multiplicó por 67 (+6600%), para alcanzar los 1.000 millones del año pasado.

Wilheim afirmó que “la vitivinicultura es importante en la matriz exportadora del país”, y puntualizó que la producción argentina de vinos “está entre las 10 principales del mundo”.

También destacó que la Argentina “es el séptimo país consumidor de vinos a nivel mundial, con más de 1.000 millones de litros por año”.

Además, remarcó que la de Argentina fue “el quinto mayor productor de uvas del planeta, con más de 1.300 millones de litros de mosto”.

La titular de la Coviar indicó que el vino “es un producto con fuerte valor agregado”, y explicó que “por cada dólar facturado al exportar, 30 centavos son valor agregado”.

También enumeró que la industria vitivinícola cuenta con “115.000 puestos de trabajo directos, 18 mil productores de uva y 1.000 bodegas, en el corredor oeste del país”.

Wilheim sostuvo que “hay que consolidar el trabajo conjunto entre el sector público y el privado”, y recordó que “la vitivinicultura fue la primera industria que tuvo Argentina”.

Fuente: www.vinetur.com

Compartí esta Publicación

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin